6.2.15

Poesía en Colombia


poesía en colombia
horacio benavides / rubén darío lotero

Dos poetas para la poesía colombiana. Dos miradas imaginativas, la de Benavides, transformadora; la de Lotero, escrutadora (¿o será al revés?). Las Razones del Aviador promete una segunda entrega de poetas colombianos.

horacio benavides

La puerta del poema

Entra ahora
que la casa está a solas
entra en punta de pies
mientras los otros rezan

Guárdate el rebuzno
y la descomunal hombría
animal de Dios

Aquí eres el otro
fray asno de Egipto

Pon esa cara de burro
casi triste



Sueño

Ser una fea oruga
cerrar los ojos
dormirse en el capullo

despertarse
mariposa



Murciélago

Bébete la noche
extensión de gracia
para la feliz letanía
de tus alas

Sobrevuela la bestia dormida
abanícala con tus párpados
lame en su lomo la linfa
el palpitante ojo del agua

Y ármate contra el mundo
mendigo dios de la dicha
que ya viene el día



Dios nos guarde

Este animalito plano y pequeño
como un grano de lentejas
se hace el muerto

Acaso Dios
que es el conductor de las galaxias
el guarda de los agujeros negros
poniendo sus ojos en lo insignificante
le sopló su salvación

O el muy listo
solo en su guarida
llevándose la mano a la cabeza
ideó el plan

O este animalito también es Dios
la punta de un cabello de Dios


Horacio Benavides (Bolívar, Cauca, Colombia, 1949), entre otros títulos, es autor de Orígenes, (1979), Las cosas perdidas (1986), Sombra de Agua (1994), Sin razón florecer (2001) y La serena hierba (2011, Premio Nacional de Poesía). Poemas de la antología Como acabados de salir del diluvio (Universidad Externado de Colombia, Bogotá, 2013)






rubén darío lotero


Hoy

Hoy no hubo un avión en el cielo
ni un carro varado en la autopista
ni una película en el teatro
ni el recuerdo de un verso
Y todo quedó a un lado
como un matorral que no se observa
como una pared que no se mira
como un techo que no se siente
pero se sabe que están ahí
sosteniendo la vida



Bifloras

Madre
sufres allí acostada en la cama
y nosotros
sentados cerca de las puertas
y ventanas
tratamos de sorprender
a la muerte
si entra o sale
pero sólo el viento salta
el muro del patio
y corta tus bifloras



Silencio

¡Qué silencio el de esta noche!
¿Dónde están los cohetes que anunciaban
la fiesta en el barrio cercano?
Sólo se escucha ese enloquecedor zumbido de la nada.
Esa chicharra de lo eterno que nunca acaba.



Consejo

Ama lo más cercano:
la sinuosa geografía de tus cobijas
la vieja mesa que te acompaña
los hermanos gemelos de tus zapatos
y el trago de agua que bebes
en alguna hora de la árida noche



rubén darío lotero (Medellín, 1955) es autor de los libros de poesía Camino a casa (2003) y Poemas del metro (2011), entre otros trabajos. Textos de la antología Poemas para leer en el bus (Universidad Externado de Colombia, Bogotá, 2014).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada